Amanida

Día mundial contra el cáncer (4 febrer)

El papel de la dieta y otros habitos saludables en el cáncer

En este articulo quiero describir brevemente el papel que tiene la dieta y un estilo de vida saludable respecto el cáncer y algunas recomendaciones que espero que os puedan ayudar si nosotros o algún familiar tiene la enfermedad.


Sabemos que las personas que siguen un estilo de vida saludable tienen un menor riesgo de cáncer respecto aquellas que no lo siguen. Este estilo de vida saludable incluye; intentar tener un peso saludable (no el canon de belleza que nos venden), realizar actividad física, la lactancia para las mujeres, seguir una alimentación saludable, evitar el tabaco y el alcohol.


Fumar está relacionado con varios tipos de cáncer. Evitar el tabaco es una parte importante de la prevención del cáncer. ¡Dejar de fumar no es fácil! Si necesitas ayuda pregunta a tu médico sobre los productos y otras estrategias para dejar de fumar.

Respecto el alcohol, me podría extender, dar detalles de bibliografía, datos… pero debe quedar claro que no hay ninguna cantidad exenta de riesgo cuando bebemos alcohol. El consumo de alcohol, incluso moderado, multiplica las opciones de sufrir cáncer. Por ejemplo, las mujeres que toman más de un vaso de vino o de cerveza al día aumentan su riesgo de cáncer de mama. Quiero recordar que el cáncer de mama es el más prevalente en mujeres.


La actividad física también cuenta, además de ayudarnos a controlar el peso, también se ha visto en diferentes estudios el efecto preventivo de una actividad física regular, independientemente del peso corporal, en el cáncer de mama, colorrectal y el endometrio.
Los adultos que realizan ejercicio físico obtienen algunos beneficios de salud.

Pero para obtener beneficios sustanciales para la salud, las guías recomiendan realizar al menos 150 minutos a la semana de actividad aeróbica moderada o 75 minutos a la semana de actividad aeróbica intensa. También puedes hacer una combinación de actividad moderada y de actividad intensa. Como objetivo general, incluye al menos 30 minutos de actividad física en tu rutina diaria, y si puedes hacer más, todavía mejor.


Respecto la alimentación no hay ningún alimento que por si sólo pueda prevenir o curar el cáncer. Pero tal y como hemos comentado seguir un estilo de vida saludable, entre ellos tener una buena alimentación, puede reducir el riesgo de sufrir varias enfermedades prevalentes en nuestro entorno (hipertensión, diabetes…) como varios tipos de cáncer, entre ellos el cáncer de mama i colorrectal.


Cuando hablamos de llevar una alimentación saludable nos referimos a basar nuestra dieta en productos vegetales (más verduras y hortalizas, frutas y legumbres...), incrementar nuestro consumo de granos integrales y grasas saludables. Además de disminuir el consumo de productos de origen animal y en especial las carnes procesadas. Y evitar o comer de manera ocasional alimentos superfluos como; bollería, platos ultra procesados, bebidas azucaradas y el alcohol…

También es importante moderar el tamaño de las porciones y los platos que comemos. Repartir las comidas a lo largo del día nos puede ayudar a controlar el hambre; por ejemplo haciendo un tentempié a media mañana o merendar algún snack saludable.


Saber si estamos comiendo bien o tenemos un peso saludable, incluir en nuestra rutina (ejercicio, alimentos saludables…) nos puede resultar difícil y en general con el día día que tenemos se nos puede hacer más complicado. Mi consejo es acudir a un dietista-nutricionista o profesional sanitario de confianza que nos ayude en el proceso. Y no dejarnos confundir por mensajes de dietas milagros, suplementos, planes detox…. ¡¡Que nos pueden alejar de nuestro objetivo, perder dinero y hacernos sentir peor!! Un buen profesional adaptara las recomendaciones a nuestro estado de salud, horarios, trabajo que tenemos…


Y una vez tenemos el cáncer la dieta nos pueda ayudar a tratar los síntomas debidos a la propia enfermedad y paliar los efectos secundarios debido al tratamiento. Por ejemplo; disminuir el riesgo de desnutrición o pérdida de peso, adaptar la dieta a las necesidades del paciente (si tiene poco apetito, diarrea, náuseas y malestar intestinal… o otros efectos que puedan aparecer.
Otro aspecto importante es seguir comiendo sano y mantener un estilo de vida saludable una vez que el paciente oncológico ha recibido el alta, ya que tiene más riesgo de volver a tener cáncer.


Y respecto el tratamiento es importante seguir los consejos del equipo médico que os lleva y pedir ayuda a un dietista-nutricionista colegiado si tenemos dudas respecto nuestra alimentación. Y evitar dietas sin evidencia científica, terapias naturales o suplementos porque estos pueden interaccionar con los medicamentos antitumorales que tomamos y provocar reacciones adversas. Aparte de hacernos gastar mucho dinero y nuestra energía en productos que no se han demostrado que tenga un beneficio para tratar el cáncer o nuestra salud.


Ya me he encontrado varios pacientes que les han vendido productos caros que no están respaldados por hospitales ni entidades que realmente están investigando para mejorar los tratamientos y buscar nuevas terapias para luchar contra la enfermedad. Aparte, que no pocas veces, según que sitios, webs... dan consejos desafortunados que incluso pueden angustiar más el paciente y su entorno.


Desafortunadamente en el sistema de salud pública hay pocos dietistas-nutricionistas y esto da pie que proliferen más dietas y recomendaciones sin sentido para tratar el cáncer. Mi consejo es preguntar a un buen profesional, aunque nos cueste algo de dinero, y también podemos buscar información y/o ayuda en entidades y otras asociaciones de referencia.


Más información;
- Portal del Codinucat https://www.codinucat.cat/ hay un buscador de dietistas-nutricionistas por poblaciones de Catalunya.
- Para saber más de dieta y cáncer y otros aspectos relacionados con la salud / alimentos os recomiendo el libro de Dieta y Cáncer de Julio Basulto y Juanjo Cáceres y la web y los libros de Mi Dieta Cojea de Aitor Sánchez. Disponible en tiendas y en la mayoría de las bibliotecas.
- También podéis encontrar información en el portal GEICAM (cáncer de mama) y buscar otras asociaciones por comunidades y por tipos de cánceres.
- En la web de la Asociación Española contra el Cáncer: www.aecc.es y www.cancer.org
- Fundació Kàlida (Barcelona) en la que doy talleres de nutrición para enfermos de cáncer y cuidadores. En el centro también encontrareis soporte emocional con psicooncologas (super importante para el enfermo y sus familias) y otros servicios todos gratuitos. Para saber más visita https://www.fundaciokalida.org/ .


 

w